Empezó a hacerse realidad nuestro sueño de la Troncal de Los Andes